Mission

El Centro - Capítulo 5 (Móvil)

PRESENTACIÓN

¿QUÉ NECESITAMOS SABER SOBRE ESTA LECTURA?

Lean Juan 14:1–17


El panorama

Jesús revela Su identidad como el Camino, la Verdad y la Vida; además, Él y el Padre son Uno. Estos hechos llevan a los lectores a tomar una decisión con respecto a su relación propia con Jesús.


¿Quién es Jesús? Muchos saben algo de Él, pero no tantos toman el tiempo para examinar lo que Jesús dice sobre sí mismo. En el Evangelio de San Juan 14:1-17 Jesús hace unas declaraciones llamativas sobre Su identidad. También aquí tenemos el privilegio de escuchar las reacciones de los discípulos a esas declaraciones; podemos imaginarnos dentro de esta lectura, donde los discípulos nos ayudan a traer a la luz nuestras ideas sobre quién es Él.


El contexto

En Juan capítulo 13, durante la Última Cena, Jesús dice a sus discípulos que dentro de poco ya no estará con ellos. Esta noticia los deja confusos y perplejos ya que quieren estar con Él para siempre. Su declaración da inicio a la conversación sobre quién es Jesús y por qué no puede seguir con ellos.


La identidad de Jesús

Jesús consuela a los discípulos explicándoles que el camino para seguirlo estará abierto: efectivamente los deja pero es para preparar un lugar para ellos (14:3). La explicación de Jesús no satisface al discípulo Tomás, quien quiere saber ahora cómo puede seguir a Jesús a la casa de Su Padre.

Las inquietudes de Tomás abren una ventana al corazón del hombre: a lo largo de la historia, la humanidad siempre ha anhelado algo más allá de este mundo y pareciera que estamos hechos para algo más que esta vida. La mayoría de la gente no duda de que existe más en la realidad de lo que vemos ahora, sólo se pregunta cómo llegar.

Durante siglos los humanos han desarrollado muchas religiones y filosofías, en su búsqueda del más allá. Por eso, la respuesta de Jesús nos impacta: “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre sino por mí” (Juan 14:5). Hoy en día el mundo no se ofendería si Jesús dijera “soy un camino” o “soy una verdad”, pero Jesús se distingue como el único camino al cielo. Lo más seguro es que este concepto traerá a la conversación dudas tocantes a la salvación de los no cristianos y de los que ni siquiera tienen noticia de quién es Jesucristo. La Iglesia Católica tiene una buena aproximación a esas dudas. (Véase Comparative Religions: The Uniqueness of Christianity de Peter Kreeft, en particular los apartados 10, 11 y 12 en el apéndice).

Más adelante en el pasaje (14:8-11) Jesús también revela que el Padre y Él son Uno, una afirmación con la que se equipara con Dios. De nuevo, a la mayoría de la gente ahora no le cuesta considerar a Jesús como un maestro bueno o moral, pero cuando Jesús revela su divinidad, desafía esas expectativas.


Una decisión

La identidad de Jesús nos pone frente a una decisión: si Él es el Camino, la Verdad y la Vida, ¿en dónde quedamos sin no Lo aceptamos? Es crucial subrayar lo siguiente: sin Él estamos perdidos en una falsa realidad que al final nos dejará sin vida. Si hasta este momento los participantes en el estudio no se han comprometido a vivir para Cristo, deben tomar su decisión ahora.

Pero si se han dedicado a Cristo, ¿cómo conforman sus vidas a Él? Las declaraciones de Jesús sobre su divinidad deberían darles el celo y la valentía para compartir la vida de Cristo con aquellos que no lo conocen.

Se puede resumir lo que implican estas declaraciones con lo que se conoce como el “tri-lema” (¿Jesús es un mentiroso, un loco o el Señor?). Curtis Martin, el fundador y presidente de FOUCS, da un resumen accesible en su libro Hechos para más. El tri-lema examina la lógica de las enseñanzas de Jesús para aquéllos que luchan para entender quién es Jesús y cómo se hace presente en nuestras vidas.


Aplicación a Jesús

Más que un maestro noble o un filósofo moral, Jesús es la Encarnación de Dios y el único camino al cielo.


Una relación personal

Los discípulos no entendían con quién estaban: Jesús lo suma en una pregunta al discípulo Felipe: “¿Tanto tiempo que estoy con vosotros y no me conoces?” (14:9). Las mismas palabras se pueden aplicar a tantos cristianos hoy en día; como los discípulos, tienen mucho tiempo “con Jesús” quizás desde sus Bautismos de pequeños pero no conocen a Jesús.

En su encíclica Redemptoris Missio (La misión de Cristo Redentor), el Papa San Juan Pablo II describe esta situación como la nueva evangelización:

Se da, por último, una situación… donde grupos enteros de bautizados han perdido el sentido vivo de la fe o incluso no se reconocen ya como miembros de la Iglesia, llevando una existencia alejada de Cristo y de su Evangelio. En este caso es necesaria una “nueva evangelización” o “reevangelización”. (Juan Pablo II, Redemptoris Missio, 33).

Lo que nos concierne saber es cómo reevangelizar a una sociedad como la nuestra. En una homilía a los católicos en Estados Unidos, el Papa San Juan Pablo II dijo que, “es necesario que los fieles pasen de una fe rutinaria, quizás mantenida sólo por el ambiente, a una fe consciente vivida personalmente” (Juan Pablo II, Ecclesia in America, 73). Debemos, entonces, mostrar a los fieles cómo integrar la fe en sus vidas a un nivel personal.


El impacto de la relación personal (Juan 14:12-17)

¿Qué impacto tiene una relación personal con Jesucristo? En una palabra, seguimos los mandamientos de Jesús y llegamos a ser como

Él. Una relación con Él no se trata de una mera decisión mental, sino de una relación verdadera con Él que dará fruto en nuestras vidas.

Frente al problema del pecado, algunos no se creen capaces de hacer la transformación. Rechazan a Jesús no por quién es Él, sino por las fallas que tienen en su vida, que los hacen pensar “¿Cómo puedo ser yo un cristiano?... Mi vida es un desastre… Nunca seré lo suficiente bueno”.

Jesús responde a estas inquietudes en Juan 14:16-17: “yo pediré al Padre y os dará otro Paráclito [Consejero], para que esté con vosotros para siempre… mora con vosotros y estará en vosotros”. No estamos solos y no tenemos por qué turbarnos.


Aplicación a la vida

Se puede saber sobre Jesús sin conocer de una manera íntima quién es. Si amamos a Jesús, Lo imitaremos y seguiremos Sus mandamientos, mediante el poder del Espíritu Santo.


EXPLORACIÓN

GUÍA DE ESTUDIO

Juan 14:1–17


SAPERTURA

¿Una vez descubriste algo o viviste una experiencia positiva que te dio una nueva perspectiva hacia un amigo o familiar que ya pensabas conocer bien?


TRASFONDO

Jesús revela en esta lectura quién es Él de manera más explícita que en otras partes de la Biblia. La claridad de Su mensaje llama al lector a enfrentarse con unas dudas: ¿quién decimos que Él es? ¿Qué significa eso para nuestras vidas?


LECTURA

Lean Juan 14:1-17 juntos.


1. ¿Por qué están preocupados de corazón los apóstoles?

Respuesta: En Juan capítulo 13, Jesús les dice a los apóstoles que los dejaría y que no pueden seguirlo ahora. (Esta sección da una oportunidad de enseñarles a los presentes en el estudio que se tiene que leer las Escrituras en su contexto; o sea, que leamos el pasaje completo y no sólo uno que otro versículo para entender el mensaje.)


2. ¿Qué les dijo Jesús para consolarlos?

Respuesta: Jesús exhorta a los apóstoles a que crean en Él y dice que se va para prepararles un lugar en la casa de Su Padre (el cielo).


3. Tomás pregunta, “Señor, no sabemos a dónde vas, ¿cómo podemos saber el camino?” (Jn. 14:5).

Respuesta: Véase la cita del Príncipe Carlos de Inglaterra en el primer capítulo de este estudio bíblico o se puede consultar el segundo párrafo de la sección “La identidad de Jesús” en este capítulo.


4. Si pudieras hacer una pregunta sobre lo que existe más allá de este mundo, ¿cuál sería?

Permita los comentarios.


5. Si tuvieras la respuesta a tu duda, ¿cómo cambiaría tu forma de vivir?

Permita los comentarios.


6. Si de veras existe algo más allá, ¿Cuáles son las ramificaciones de la identidad de Jesús?

Respuesta: Jesús dice “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre sino por mí” (Juan 14:6). Esto no quiere decir que otras religiones o espiritualidades no posean ninguna verdad; sin embargo, esta afirmación de Jesús significa que Él es el único Camino a la salvación y la plenitud de la Verdad.


7. ¿Cómo es diferente la identidad de Jesús a la de otras figuras espirituales o religiosas en la historia?

Respuesta: La mayoría de las figuras espirituales se presentan como un camino o una verdad, pero no como el único camino o la única verdad.


8. Si Jesús es la Verdad y la Vida, ¿qué consecuencias tiene para nosotros si no Lo seguimos?

Respuesta: Si creemos en lo que Jesús dice pero no Lo seguimos, estamos perdidos en una falsa realidad que al final nos deja sin vida.


9. Algunos dicen que Jesús era sólo un buen maestro moral pero no Dios en persona. ¿Cómo compara esta idea con las afirmaciones de Jesús sobre Su relación con Dios Padre?

Respuesta: Jesús dice que Él y el Padre son Uno; afirmando así que es Dios, lo cual nos dice que es mucho más que un buen maestro de la ética.


10. ¿Qué tal si Jesús mintiera sobre Su relación con Dios? En ese caso, ¿sería un buen maestro? (Presenta el tri-lema. Véanse las secciones de “¿Qué necesitamos saber sobre esta lectura?” y “Una decisión” en este capítulo. También se puede consultar el apéndice de Comparative Religions: The Uniqueness of Christianity de Peter Kreeft.)

Respuesta: Un buen maestro no miente y no se equivoca sobre quien es (Repase el tri-lema).


11. Jesús le pregunta a Felipe, “¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me conoces, Felipe?” (Juan 14:9). ¿Por qué piensas que podríamos estar con alguien mucho sin conocerlo?

Permita los comentarios.


12. Si alguien dice que está en Jesús pero no Lo conoce, ¿cómo se vería la vida de la persona?

Permita los comentarios. Uno podría dar la apariencia de conocer a Jesús, pero, a fin de cuentas, sin ninguna relación auténtica, sus acciones estarían vacías y sin sentido profundo.


13. Leamos Lucas 6:46. ¿Cómo se relacionan estas palabras de Jesús con lo que dice en Juan capítulo 14?

Respuesta: Uno puede invocar al Señor, pero sin seguirlo de veras.


14. ¿Qué piensas que Jesús quiere decir con “si me pedís algo en mi nombre, yo lo haré” (Juan 14: 14)?

Permita los comentarios.


15. ¿Qué tal si pedimos algo malo o contrario lo que quiere Dios?

Respuesta: Ya que Dios no causaría que sucediera algo malo, no daría el sí a peticiones egoístas. El pedir algo en el nombre de Jesús requiere que lo pedido esté de acuerdo con Su voluntad; asimismo, hay peticiones nobles que aun no concuerdan con Su voluntad.


16. ¿Qué promete Jesús a los que Lo aman y siguen Sus mandamientos?

Respuesta: Orará y les dará el Paráclito (Consejero), el Espíritu Santo (Juan 14:16).


17. Si lo que dijo Jesús es cierto, ¿cómo tenemos que cambiar nuestra forma de ser?

Permita los comentarios.